Las calas de Valldemossa

Las calas de Valldemossa, en Mallorca, están ubicadas en la sierra de Tramuntana. La que está más cerca del pueblo es la del puerto de Valldemossa, un espectacular paisaje de aguas cristalinas. Debido a que la carretera para acceder a esta cala es una de las más complejas de la isla, aunque está a sólo 7 Kilómetros se tarda aproximadamente 15 minutos en llegar.

 

La cala del puerto de Valldemossa, la primera que debéis visitar

 

Esta cala de Valldemossa no tiene arena, sino piedrecitas pequeñas, algo que a muchos de nuestros usuarios les encanta porque la arena ensucia mucho y hay a quien le resulta incómoda. Recomendamos acudir a primera hora, ya que aunque hay un parking para turistas no es demasiado grande y a medida que avanza el día se va llenando hasta rebosar.

 

Las calas El Caló de S’Estaca y Sa Font Figuera, muy recomendables

 

Además de esta cala de Valldemossa ubicada en el puerto, no podéis dejar de visitar algunas calas más escondidas como la de El Caló de S’Estaca o la de Sa Font Figuera. Este par de calas aunque son bastante pequeñas no tienen nada que envidiar a la primera, ya que son según los turistas las calas de Valldemossa más bonitas. No obstante, acceder puede ser algo complicado si no se conoce la zona.

Más o menos unos 2 Kilómetros antes de llegar al puerto de Valldemossa por la carretera que hemos comentado al principio, hay un cartel que indica el camino hacia estas dos bellísimas calas. Debido al terreno no está permitido llegar con el coche, por lo que deberéis aparcar e ir caminando hacia las calas.

La belleza de ambos paisajes es espectacular, con aguas cristalinas, un mar lleno de vida y muy limpio. No en vano, Michael Douglas tiene una casa en esta zona.

 

La cala de Deiá, la última de las calas de Valldemossa que os recomendamos

 

Además de las tres calas de Valldemossa que os acabamos de recomendar hay una última que no podéis dejar de visitar si os queda algo de tiempo: la cala de Deiá. Igual que las anteriores, se trata de una cala cuya orilla está formada por pequeñas piedrecitas. Ahora bien, a diferencia de las calas de El Caló de S’Estaca y Sa Font Figuera, ésta es mucho más popular entre los turistas, así que conviene acudir bien temprano y aparcar el coche en el parking.

Éstas son las cuatro calas de Valldemossa que os recomendamos visitar si viajáis a la serra de Tramuntana. Esperamos que os gusten, ¡y no olvidéis comentarnos qué os ha parecido la experiencia si seguís nuestro consejo y os pegáis un chapuzón en alguna de ellas!

Leave a Reply